Este sábado se dio la salida a esta mítica carrera con nuevos circuitos y renovadas energías. Aunque el día era lluvioso y nublado, la humedad era muy alta y al final pasaría factura a muchos corredores que llegaron a meta con calambres y tirones.

Rubén, Antonio y Miguel Ángel estaban ahí para disfrutar de los 22,5 kilómetros y +1050 de carrera que discurren por terrenos muy conocidos por todos: Atalaya, Escarihuelas y Roldán. 

Entró en primer lugar Antonio quedando 11 en la general, magnífico puesto que no se vio recompensado en la categoría haciendo un 7 en senior. Después entró Miguel Ángel siendo 6 en su categoría y la pena fue la de Rubén que sufrió mucho debido a la humedad, el desgaste le llevó a perder la concentración y sufrió una torcedura de tobillo descendiendo las zetas. Una pena ya que tiene piernas y calidad de sobra para haber estado arriba en la clasificación pero hoy las condiciones climáticas de Cartagena han sido determinantes. 


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.