Machadas en mayúsculas las de nuestros amigos este fin de semana. Juanma y Alfonso en el Ironman de Vitoria mientras Carlos y Rubén en los 107 kilómetros de Val d’Aran. 

Juanma y Alfonso tenían una cuenta pendiente con esta carrera desde 2020 y, tras haber pasado por algunos momentos muy complicados en estos 2 años, han podido finalmente cruzar la línea de meta y dedicárselo a sus familias. 

Épico lo de estos 2 súper hombres, superando adversidades y demostrando que son de otra pasta. 

Mientras tanto en los Pirineos aragoneses Carlos y Rubén tomaban la salida a las 6am para afrontar los más de +6000 y 107 kilómetros de carrera. 

Todo iba muy bien para Carlos hasta que, lo que en un principio pensaba que era un problema estomacal, le obligó a retirarse en el 85. Tras pasar muy mala noche, visita al médico y apendicitis. Bastante aguantó con lo que llevaba. Nos alegramos mucho que ya estés recuperado y en casa. 

Rubén, por otro lado, entró en meta tras 20 horas y haciendo lo más típico de esta famosa carrera: tocar la campana. Contentísimo y satisfecho de haber hecho una carrera con unos paisajes tan sobrecogedores. 


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.