Dentro de la vuelta a la nueva rutina después de varios meses confinados, gran parte de la sección de triatlón se ha dado cita en la playa del Portús para nadar 2000 metritos que han sabido a gloria.

Pero, independientemente del placer de nadar juntos, lo mejor ha sido el poder verse de nuevo con los compañeros de club, compartir unas buenas risas y ponernos al día cara a cara.

Afortunadamente no va a ser esta la única quedada que nos depara el futuro ya que las salidas en grupo en bici y a correr ya van a pasar a ser la tónica habitual.

Categorías: Noticias

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *