Nuestros compañeros han corrido la última carrera del año en diferentes lugares: Jesús se fue a Madrid, su tierra natal, a marcarse un 10k a ritmo de vértigo: 3:42; Alejandro corrió en Cieza y subió a podio en la categoría de disfraces mientras que en Cartagena fueron muchos los que disfrutaron los 5,200 metros de carrera por las abarrotadas calles del centro de la ciudad. 

En definitiva, ¡qué mejor manera de despedir el año que unos kilómetros para las piernas!


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *